Cuba Libre

Conversando con Cuba Libre (Parte V)

01 April 2016

Bernardo Falcón, Supervisor Militar: El reglamento español es muy interesante porque los españoles eran militares rigurosos. Tanto, que el saludo dice; sacar el codo 14 centímetros, elevar la mano a la altura de la visera enseñando las uñas, además de que era un ejército de gran prestigio. Tenían 240 000 soldados sobre las armas con su uniforme, su reglamento, su forma de movilizarse. A mí me molesta a veces cuando ponemos en los animados a los españoles como bobos.

Nanette García, Directora de Arte y Diseñadora Vestuario: El vestuario es algo, como imagen, muy importante. En el caso de los españoles, por otras películas que se han hecho, hay un poco de confección de los uniformes rayadillos, entonces solamente era adjudicar a estos todos los accesorios, que fueron, en gran parte, confeccionados por el Fondo Cubano de Bienes Culturales, tanto en la indumentaria como en el trabajo de los grados hasta los bordados de las mangas.

Bernardo Falcón, Supervisor Militar: En el reglamento de 1886 se quita la etapa de uniforme de María Cristina y empieza la de Alfonso XIII. Para Cuba se designó un uniforme especial, y se va a ver, por ejemplo, un general vestido de dril blanco.

Serafín García Aguiar, Actor: Yo agradezco que Jorge Luis me haya elegido para interpretar este personaje, realmente. Es un español de principios de siglo antepasado y realmente es una satisfacción estar haciéndolo.

Manuel Porto, Actor: Este religioso para mí no es un personaje cotidiano o común en el momento histórico en que transcurre la trama de esta película. Este es un hombre ambicioso, un hombre que piensa y cree que él está más allá… Es el Padre de una iglesia de un pueblo que tiene ambiciones muy personales.

Isabel Santos, Actriz: Este personaje es una mujer con montones de frustraciones que quizás en la película no están explicitas, pero yo se los pongo porque la gente no va por la vida siendo gris por gusto. Así lo hablamos Jorge Luis y yo y salió este personaje, una maestra que tiene 25 niños en un aula, muy católica, y ese es el personaje que en este momento estoy haciendo.

Elio Durán, Peluquero: El personaje de Isabel Santos no puede llevar un peinado suave porque es una mujer un poco mayor, y con mucha fuerza. Eso hay que lograrlo también en el peinado.

 

Isabel Santos, Actriz: No importa el siglo o en qué momento esté; el actor siempre tienes que hacer un trabajo de investigación, por tanto tienes que saber que está ocurriendo en ese momento en el país donde se mueve el personaje. Lo más incómodo es este vestuario con el calor que hay, el set que es igualmente incómodo, más otras cosas.

 

Jorge Luis Sánchez, Guionista y Director: Isabel Santos, Doña Alfonsa, es una maestra absolutamente recalcitrante, ferviente defensora del régimen español en Cuba y debía tener un vestuario que expresara eso. Un diseñador en una película quisiera confeccionar, pero a veces hay que tener el tino para decidirse por un vestuario de almacén, esto no lo inventé, esto lo aprendí de Fernando Pérez, que lo aprendió de Titón. A veces el vestuario de almacén es el que resuelve el carácter dramático de la ropa, y Nanette hizo un trabajo de exploración, de buceo intenso en los almacenes de vestuario del ICAIC y pudo encontrar, y armar a Isabel, primeramente en una gama de colores muy importante, los negros, los grises. Al final de la película es que el vestuario de este personaje empieza a aclarar un poco.

Isabel Santos, Actriz: Esto es un cambio de verdad. Esto es un cambio para un personaje de verdad.

Jorge Luis Sánchez, Guionista y Director: Lo mismo pasa con el Padre, que lleva un uniforme porque es una figura religiosa, es un cura, pero que también es vestuario de almacén, no se confeccionó. Y la ropa cuando es de almacén tiene un tono, tiene un aire, es una ropa usada. Yo me pregunto si hubiésemos confeccionado la sotana… Es de almacén y te repito, estoy muy contento con ese vestuario, como le queda, a veces lleva un sombrero que usa cuando está en exteriores.

Frank Carreño, Maquillista: Es una película muy trabajosa, como todas las películas de época y eso me gusta mucho. Tener creatividad, inventar, hacer heridas, todo eso me gusta mucho.

Serafín García Aguiar, Actor: Como español al fin, un general de academia, Cuba significaba para nosotros o significa, trasladándonos en el tiempo, una propiedad. Y como en este momento es el momento terrible de la intervención norteamericana, pues nosotros, los españoles, nos sentimos humillados, defraudados, destruidos. Tengo secuencias fuertes, dramáticamente fuertes, precisamente por esa razón.

Isabel Santos, Actriz: El que no esté aquí para que le vaya la vida junto al director, pues mira, que se busque otro trabajo. Tienes que entregar de verdad, esto es visceral para el que quiera hacer cine de verdad.

(Continuará)