Conferencia de Rolando Rodriguez

27 August 2015

SUCESOS DE 1898

Luego de la explosión del acorazado Maine en la bahía de la Habana, el 15 de febrero de 1898, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Resolución Conjunta mediante la cual el gobierno intervieneen la guerra entre Cuba y España.

Antes de desembarcar por zonas cercanas a la ciudad de Santiago de Cuba, los norteamericanos inician el bloqueo de los puertos cubanos impidiendo la entrada de alimentos, lo que acrecentó el hambre y la desesperación en una población no repuesta aun de los estragos de la Reconcentración que impuso el tristemente célebre general español Valeriano Weyler.

Como parte del conocimiento de estos sucesos en los que se basa Cuba Libre, actores y técnicos escucharon la disertación impartida por el historiador Rolando Rodríguez.

viva-cuba-libre

“El Papa León XVIII era cristinista, es decir, apoyó cuanto pudo a la reina María Cristina Habsburgo contra Estados Unidos, porque en primer lugar, los consideraban protestantes, y la iglesia era protectora de un reino católico como la beata España. Incluso, en El Vaticano hicieron gestiones de todo tipo para evitar la guerra y después, para que el resto de los europeos apoyaran a España.

La iglesia, con excepciones honrosísimas, fue enemiga acérrima de los mambises. Los combatió cuanto pudo, hasta llegar a las armas. ¡Un cura con un fusil!, eso yo creo que no se ha visto casi nunca. Pongo un ejemplo: Nunca se había visto una aglomeración tan grande de personas recibiendo al héroe Máximo Gómez, pero Manuel Santander, el Obispo de La Habana, ordenó que no se tocaran las campanas. La iglesia no reconocía la victoria cubana.”

Maximo Gomez

“Una vez terminada la guerra, los militares españoles le plantearon a los militares estadounidenses que no dejaran entrar las tropas cubanas porque iban a asesinar a los españoles. Pensaban que los cubanos eran caníbales. Se dice que fue porque los españoles lo pidieron. Pero la realidad fue que William McKinley, presidente de los Estados Unidos, ordenó que no entraran.”

Mckinley

“El gobierno de los Estados Unidos fue muy inteligente. Había estado durante años y años sin formar un gran ejército. Tenía un pequeño ejército de 28 000 hombres. Después lo que surge es lo que pudiéramos considerar las milicias, es decir a la guardia nacional. Entonces ingresaron de golpe 100 000 hombres. A parte de eso, llamaron a campamento a todos esos 28 000 hombres, los uniformaron, que por cierto le pusieron ropa de invierno y cuando llegaron a Cuba por poco se asan todos y entre otras cosas, también los cogieron los mosquitos que bastante los diezmaron.”

Americanos

“Una vez en suelo cubano, el general William Shafter, que era gordo, pesaba 300 libras y lo llevaban en una mula de artillería, pidió retirarse a la costa. Del cuarto de operaciones norteamericano le dijeron: bajo ningún concepto se retire. Usted tiene que seguir avanzando. Entonces Henry Lawton y otros generales norteamericanos más fueron a ver a Calixto García, que a la muerte de Maceo fue ascendido a lugarteniente general del ejército libertador, y le pidieron que tomara el mando porque el gordo se enfermó. El que había preparado el plan de invasión fue Calixto García. No fueron ellos. Lo que estaba proponiendo Sampson, el almirante que posteriormente destruye la escuadra del almirante Cervera, era otra cosa, y Calixto García dijo: todo eso está equivocado. ¿Quiénes conocían la manera de combatir de los españoles? Los cubanos. ¿Quiénes por tanto diseñaron el plan de ataque? Los cubanos .Calixto fue el que cerró el cerco de Santiago de Cuba. Él fue el que indicó la barrera de cubanos para impedir que los españoles atacaran el desembarco estadounidense en Daiquirí y en Siboney. Dice Chilinski, un coronel ruso agregado a los españoles, que gracias a los cubanos, los Estados Unidos pudieron desembarcar. Los españoles tenían excelente experiencia de campaña, y tenían excelentes militares.”

Shafter General Lawton

“Los mambises, pobrecitos, eran los que hacían las trincheras. Una vez que las terminaban, los gringos los sacaban, se metían ellos y los mambises iban un poco más adelante a volver a cavar trincheras. Por cuenta de errores yanquis las tropas de manzanillo de Escario lograron entrar en Santiago. ¿Y qué hicieron los yanquis? Acusaron a los cubanos de haber sido los que habían permitido que Escario entrara en Santiago, lo cual es mentira. Quienes dejaron entrar las tropas españolas en Santiago de Cuba fueron los yanquis que no supieron cerrar el cerco.”

“Weyler no es canario, es catalán. Pero cuando fue capitán general de Canaria se portó muy bien, y muy dignamente. Sin embargo, en Cuba fue un bárbaro, una bestia. Era el último de los generales que puede enviar aquí la corona española, con la guerra más inhumana que se podía haber hecho. Valeriano Weyler era un feroz militar. Le decían que cogieron a 200 mambises. Y él: Fusílenlos, se acabó.”

valeriano weyler

“Weyler dice que él ha derrotado a los mambises. Pero donde único él tiene algo avanzado es en la Habana y Matanzas. Y la famosa muerte de Maceo que en España la celebran doblando las campanas. En Pinar del Rio, lo que ha dejado Maceo es una provincia encendida. Y Calixto García en Oriente, le tomó Las Tunas, que era una plaza fortificada. En El Centro, lo que le hace Gómez en La Reforma no tiene precedentes. ¿Saben lo que le hacía Gómez?, entraba hacia el sur y los metía en los pantanos de La Reforma. En los pantanos empezaban los mosquitos, caía la noche, los españoles encendían las hogueras, y entonces tiradores expertos de Gómez, situados en determinados puntos, empezaban a tirarle al campamento. Resultado, tenían que apagar las hogueras. Venían las nubes de mosquitos, se los comían. Dicen que al otro día salían filas de camillas de La Reforma. 10 000 hombres perdió Weyler en La Reforma. Unos meses más y los mambises hubieran derrotado a las tropas españolas. Y lo dice el secretario de guerra de los Estados Unidos. Yo me pregunto cómo gente que tiene dos dedos de frente puede ocurrírsele que había un empate en una guerra en que de 200 000 españoles, lo que les quedan son 89 000. El resto está metido en los hospitales, o en las tumbas.”

“La pérdida de Martí y la perdida de Maceo fueron de espanto. Yo les tengo un respeto gigantesco a Juan Gualberto Gómez y a Manuel Sanguily, cuyos pensamientos ayudaron mucho en aquellos días, pero ninguno de los dos era militar. Y Máximo Gómez era mejor militar que político. Pero Maceo era Maceo. Dondequiera que estaba Maceo estaba la guerra. Yo pienso que si Maceo está vivo la guerra toma otro curso. Calixto García metió la pata. No solo Gómez, Calixto también; los dos. Cuando Lawton y compañía fueron a ver a Calixto para ofrecerle el mando, qué pena que no lo haya aceptado. ¿Qué hubiera pasado? Pregunta contra factual. ¿Qué hubiera pasado si Calixto García acepta el mando y entonces él es el que entra en Santiago de Cuba?”

marti maceo

“En Santa Cruz del Sur, González Lanuza, uno de los delegados, propone el licenciamiento del Ejército Libertador. Discuten la cuestión y llegan a la conclusión de no licenciar al Ejercito Libertador. Solamente a aquellos que tengan problemas en sus casas y demás, pero el resto se quedan. Y si fuera necesario los llamarían.La decisión de disolver el Ejercito Libertador se toma posteriormente en la Asamblea del Cerro, en La Habana.”

“En Santa Cruz del Sur deciden que Calixto García, Manuel Sanguily, Villalón, entre otros, vayan a Washington y discutan con McKinley el problema de la comida del Ejército Libertador, porque se está muriendo de hambre. McKinley tiene un fondo de veintitantos millones de dólares para la guerra. Calixto saca una cuenta, que no se sabe de dónde la sacó, que con tres millones se resuelve el problema. McKinley dice, esos 3 millones yo se los voy a regalar. Los otros ahí mismo saltan y dicen: ¡No! Nosotros no queremos regalos, queremos el préstamo de 10 millones.”¿Qué es lo que hay en el fondo? Si tú me prestas, yo te debo, y ahí yo tengo un compromiso contigo. Y tú tienes que esperar a que yo pueda pagarte. Pero, para que yo pueda pagarte yo tengo que ser independiente. Eso es lo que se le ocurrió a Juan Gualberto Gómez.”

JGGomez calixto garcia

“Regresa la gente, van a ver a Máximo Gómez y le dicen que van a pedir 10 millones prestados. Y Máximo Gómez bota a de su casa a esta gente, y les dice que quieren vender la República antes de tenerla. Porque Máximo Gómez no se da cuenta de que lo que están haciendo es una jugada.”

“Sencillamente McKinley da la orden de que bajo ningún concepto se le presten los 10 millones, que él regala 3 millones. Y es con esos que se les pagan los setenta y cinco pesos a cada mambí. Setenta y cinco pesos para cada uno, y ya. Resultado; se disuelve la Asamblea. Nos lograron dividir.”

“Los fusiles se los tienen que entregar a las tropas yanquis. Los mambises se insultan tanto con eso, que los americanos se ven obligados a cambiar la orden y decir que no, que es a los Alcaldes cubanos. Claro está que yo te lo entrego a ti que eres Alcalde, pero tú se lo entregasa la unidad militar yanqui que tienes al lado.”

“Yo he sacado la cuenta de la cantidad exacta de fusiles que se entregaron y los que no se entregaron.La cantidad de fusiles que no se entregaron fue enorme.”

“No fuimos colonia de los Estados Unidos. Sencillamente inventaron una forma en la cual, según la Emmienda Platt, ellos tenían el derecho de intervenir en Cuba.Y no es hasta 1934 que sale la Ley de Relaciones, en la cual se elimina el derecho de Estados Unido a intervenir en Cuba. Claro ya no la necesitan, pues ya tienen a Batista.”

“Hay una cuestión interesante. Cuando el Almirante Schley pasa por Guantánamo persiguiendo a la flota del Almirante Cervera, Manuel Sanguily dice: Han visto Guantánamo, ya nunca se irán de ahí. Sanguily se da cuenta de que es una bahía tan extraordinaria que caben tres flotas internacionales. Un contrato no tiene validez más allá de noventa y nueve años, y ya esos noventa y nueve años sucedieron. Según esto ellos debieran de irse, pero están porque me da la gana.”